Corría la madrugada del 11 de junio del 2016 cuando me encontraba abordando un avión con rumbo a Colombia y aunque no dormí la noche anterior me sentía muy motivado. Había ganado una beca para asistir a la reunión anual en Latinoamérica del Foro Económico Mundial y la comunidad Global Shapers (GS) #Shapelatam2016, premio que me consiguió una invitación de la Secretaría de la Juventud y la Alcaldía de Medellín para dar algunos talleres y conferencias en lugares muy interesantes de la ciudad como el Museo Casa de la Memoria dedicado a las víctimas del conflicto armado, la prisión para jóvenes conocida como "La Pola" y el primer skatepark que se construyó en Medellín. Este tour de conferencias fue nombrado "La paz viaja en skate", experiencia que narraré a lo largo de dos partes para inaugurar este blog dedicado a las patinetas, la vida, la calle, las montañas, edcétera.
 

Hice una escala breve (10 horas) en la Ciudad de México y aproveché para desayunar con mi buen amigo Fer Vega y conocer la nueva sucursal de Treee Skateboarding Condesa. Nos echamos unos chilaquiles cerca de Treee, después acompañé a Fer a tomar fotos para la tienda y recorrimos patinando algunos kilómetros en las avenidas concurridas de CDMX -una locura- entre las estampidas de coches, manifestaciones, policías y kamikazes del transporte público regresamos a la tienda. Curiosamente me sentía más seguro que patinar en el tráfico en Monterrey, se puede decir que el tipo de tráfico en la CDMX es un "desmadre funcional" algo así como la política. Después de beber miles de litros de agua llamé a un uber para regresar al aeropuerto y continuar mi viaje.

Treee Skateboarding Condesa     Fer Vega surfing da bache en CDMX.     Ciclovía custodiada por policías.

Llegué al aeropuerto de Medellín entrada la media noche con 3 Global Shapers más del hub de Monterrey y una chica del Hub de Guatemala, ahí nos esperaban dos camionetas con logos de la alcaldía de Medellín para llevarnos a nuestros respectivos hoteles. Como skate traveler con experiencia y tan relajado como hippy de vacaciones decidí no quedarme en mi hotel y quedarme esa primera noche con los locales para conocer la escena de cerca y aprender uno que otro tip para sobrevivir en las calles de Colombia, después de todo ¿quién conoce mejor las calles que los skaters?

 

Una vez en la ciudad, Juan Pablo Villegas alias “Pablito”, quien es un OG montando en Colombia y maneja un circuito de carreras ilegales de downhill en Medellín, me recibió en su casa para ir a patinar la mañana siguiente. Pablito convocó algunos riders para la sesión y para medio día partimos montando  -Vale la pena contar que trasladarnos patinando de casa de Pablo a casa de Granada (skater de Medellín) fue divertidísimo, el tráfico es muy noble y consciente de la vulnerabilidad del peatón, para mi suerte era domingo y muchas avenidas se cierran para convertirse en ciclovías libres de carros. Al final del día ya me sentía en confianza circulando por las avenidas haciendo direccionales con mi mano para cruzar carriles-  con rumbo a Envigado municipio del área metropolitana de Antioquia que alberga uno de los lugares más míticos de la narco cultura y la historia de Colombia “La Catedral” la cual fue la prisión privada que el capo Pablo Emilio Escobar Gaviria mandó a construir luego de que decidiera entregarse a las autoridades en los años 90. Aquí más info de ese evento:

 

Es una gran experiencia ser testigo de cómo patinar te da la oportunidad de rehabilitar lugares con historias muy duras en el pasado y que ahora representan un fuerte impacto positivo. Tal es el caso de la Catedral que diariamente recibe corredores, ciclistas, montañistas y longboarders que disfrutan de una montaña llena de vida y miradores increíbles. 

 

El lugar es una joya para patinar, dotada con 10 kilómetros de descenso serio, uno de los pavimentos más grippy que haya patinado jamás, circulación en ambos sentidos, estrecho, sin línea divisoria por lo que hay que ubicar spotters en secciones para patinar con seguridad. Aquí dejo un video de otro capo "el mexican dream" Oscar Gutiérrez enseñando y aprovechando este spot como se debe.

En la catedral conocí a parte de la escena de Longboard Medellín, patinamos algunas horas y pasamos a la tradición de beber en vía pública, lo cual es perfectamente normal y legal en Medellín. En general se siente una vibra de tolerancia hacia el consumo de alcohol y la marihuana, existe una conciencia de que ellos (los consumidores) no son el problema. La policía parece más enfocada en atender problemas más serios.
 

 
On our way to Envigado.     La catedral     Dinghy & Club Colombia
 
 

Avanzada la semana después de algunas actividaes de integración para conocer a los 164 global shapers de todo el mundo que se reunían. GS hub de Medellín organizó visitas a diferentes proyectos de desarrollo social que operan en la ciudad. Por mi experiencia como músico y con #Patinaporlapaz decidí asistir a la escuela popular de hip hop “La Gran Colombia” (LGC) proyecto que se encarga de propagar la cultura hip hop en la comuna 15 de Medellín. Según información de las secretarías colombianas el 75% de los jóvenes colombianos muere en situaciones violentas, por lo que programas como LGC se vuelven muy necesarios para ayudar a jóvenes que viven en zonas vulnerables a la violencia.

La organización opera mediante una escuela secundaria que presta sus instalaciones a LGC durante las tardes para poder impartir clases que van desde la historia del hip hop hasta el breakdance. Los alumnos y maestros nos recibieron con agua fresca, stickers, presentaciones en vivo y el testimonio de un chico de 12 años que nos platicó acerca de su experiencia dentro de LGC y viviendo en la comuna 15.

Durante la visita entrevisté a Leo Arango quién ha trabajado en este proceso desde sus inicios liderando el programa y que actualmente buscan espacios para montar estas escuelas en más barrios, ya que él considera que el hip hop tiene el poder de transformar consciencias. "De las escuelas han surgido proyectos como Akorde Musik quienes son un proyecto muy sólido, vecinos de la comuna 15 con gran talento y potencial para exportar su música a otros países" agregó. Camilo de Akorde Musik por su parte me platicó un poco sobre su trabajo como instructor de LGC y acerca de los temas que aborda con su música como la espiritualidad y la relación de las personas con las calles a través del arte.

 

Los demás global shapers convivieron y tomaron clases para aprender a cantar, rimar, bailar breakdance y hacer graffiti en los talleres que LGC nos impartió para conocer parte de su proceso. En el siguiente video podrás ver las entrevistas de Leo y Camilo y más actividades que realizamos durante la visita:

 


 

Medellín es una ciudad que aún resiente problemas heredados de la guerra, por lo que es imposible no sentirnos relacionados con su gente. México y en específico Monterrey ha sufrido los estragos de vivir en un entorno de inseguridad, conocemos lo que es que los centros sean arrebatados, que la gente deja de salir a las calles y que las escenas culturales comiencen a colapsar dejando a sus habitantes en un mundo árido y desconfiado.

Así Colombia se ha convertido en el ejemplo perfecto de que el pasado es una lección y no una condena. El país se ha re inventado de una manera impresionante, el transporte público funciona conecta a toda la ciudad y la mayoría de sus parques tienen wi fi, lo cual propicia la integración de la ciudadanía. 

Las personas se ven más críticas de su entorno y conscientes de su propio poder, ocasionando algo muy interesante: la acción. Esto facilita a los gobiernos trabajar en conjunto  con la sociedad civil y ayudar resolver problemáticas que enfrentan sus habitantes quienes experimentan de cerca haber nacido después de la época de Pablo Escobar.

Si quieres conocer más acerca de La Gran Colombia y su labor acércate a sus redes sociales.